María Angélica Jeandrevin: Neumáticos Verona Mujer

María Angélica Jeandrevin: Neumáticos Verona Mujer
23 April, 2020
María Angélica Jeandrevin: Neumáticos Verona Mujer

María Angélica Jeandrevin: Neumáticos Verona Mujer

La noticia se viralizó rápidamente por las redes sociales. Todos los medios se hicieron eco de algo que estaba sucediendo en una empresa de Rosario, un nuevo ejemplo del rol de la mujer, de su liderazgo y de espacios que se van conquistando.

Después de varios meses de capacitación, Neumáticos Verona entregaba títulos y diplomas a las primeras gomeras graduadas del país. Un rubro que desde sus inicios fue liderado por los hombres, hoy se aggiorna a los nuevos tiempos y le abre sus puertas a las primeras gomeras argentinas. Claro que detrás de tan ambiciosa y revolucionaria decisión, hay una empresa dedicada y especializada hace mucho tiempo, y una mujer emprendedora que entendió los tiempos que corren y convirtió su gomería en un espacio seductor, inclusivo e innovador. Su nombre es María Angélica Jeandrevin, titular de Neumáticos Verona Mujer, una de las sucursales más características que Neumáticos Verona tiene en Rosario y en todo el país.
María Angélica tuvo la virtud de poder combinar un valioso legado familiar con su fuerza emprendedora que le permitió derribar mitos y ganar espacios que hasta hace poco tiempo eran monopolizados por los hombres. Con su impronta y dedicación, impulsó la primera escuela de gomeros profesionales, donde las mujeres son bienvenidas y preparadas para brillar en el oficio.

¿Angélica¸ has heredado de tus padres el amor por este oficio?
- Sí, de pequeña mi padre me llevaba a la gomería, donde me encargaba de servir café a los clientes, era mi otra casa, yo atendía el teléfono y observaba como él disfrutaba su trabajo y asesoraba al público, con una templanza única y una simpleza incomparable. Ya desde temprana edad tenía por este lugar un sentimiento grande y deseos de colaborar. Recuerdo en mi niñez, haber repartido folletos con raspaditas junto a mis amigas. Mi papá invitó a mi madre a incorporarse a la firma. A partir de entonces hubo más orden, la administración evolucionó y, hoy en día, ella es el gran pilar de la empresa, organizando a todo el personal y ocupándose del funcionamiento total de cada sucursal. Gracias a su inteligencia generamos más puestos de trabajo.
Vendemos neumáticos y llantas a compañías de seguro y a reparticiones públicas como Gendarmería, Armada, Vialidad y Parques Nacionales, por ejemplo. Tenemos convenio con la provincia de Santa Fe y Buenos aires y contamos, a lo largo del territorio nacional, con una red de servicios con comercios del rubro, concesionarias y bancos.

¿Cuáles son las cualidades que requiere una mujer gomera?
- Hoy en día las máquinas realizan la mayor parte del trabajo, resolviendo gran parte del desequilibrio del vehículo. No es necesario tener fuerza ni tanta destreza. Es de vital importancia para un profesional del neumático una actitud positiva frente al trabajo, deben ser personas íntegras, responsables y conscientes del valor de la labor que están haciendo ya que en sus manos está la vida de las personas. Una virtud es ser atenta y resolutiva. Antes, los mecánicos o gomeros estaban desprolijos y fumaban mientras reparaban el auto, ahora la gomería hizo un giro de 360º, enriquecida por mujeres con título del Ministerio de Trabajo y razón social de la Presidencia de la Nación, permitiendo que el oficio tenga un marco educativo formal. Cada día llegan al local autos de mayor nivel tecnológico, entonces es fundamental estar más preparados que antes para atender estos vehículos de alta gama. Estamos en el inicio de esta nueva etapa, queda mucho por evolucionar.

¿Hay alguna anécdota sobre esta actividad en tu negocio?
- Hace veinte años, cuando comencé, el ambiente era muy machista. Estaban terminantemente prohibidas las mujeres en cualquier puesto, solo se las admitía en tareas de limpieza. En mis inicios, los clientes buscaban la atención de un hombre, lentamente le dimos protagonismo al género femenino en puestos administrativos y los resultados fueron positivos, con mi mamá fuimos pioneras al aceptar mujeres en diferentes roles, dejando en sus manos la labor de jefa de playa y gomería.

¿Los hombres las aceptan en esta actividad?
- Para que un equipo sea exitoso es indispensable que haya, al menos, una mujer, para que aporte pasión y empatía. Aún hay machismo y somos contadas con los dedos de las manos las que ocupamos un puesto jerárquico en este rubro de hombres. Hoy en día nos buscan para que los atendamos.

¿Han surgido tropiezos para desarrollar esta tarea que antes era exclusiva de los hombres?
- Si, mis miedos eran mis límites. Empecé muy en silencio, de a poquito. Sentía miedo a romper el esquema que venía impuesto, a ser diferente y a no tener apoyo familiar. La reacción y devolución de las clientas era tan inmensa y positiva que me alentó a continuar. Necesité darles una atención especial a las mujeres, y diseñé un spa dentro de la gomería, todo lo necesario para ponerlas en un lugar central, generarle bienestar mientras aguardan que su auto esté listo. Mi objetivo siempre es atenderlas súper bien.

¿Cómo es esto que has fundado la carrera de gomeros? ¿En qué consiste? ¿Cuáles son las materias?
- Tenía una gran necesidad de gomeros profesionales, era muy difícil conseguir gente íntegra mental y profesionalmente. Quería darle un marco sistemático y con aval de las autoridades educativas. Pudimos presentar el proyecto al Ministerio y fue uno de los más votados a nivel nacional porque la carrera, que dura seis meses, aún no existía en el país. Te habilita a trabajar tanto dentro como fuera del mismo y es de rápida salida laboral. De aprobar el examen teórico se pasa a la instancia práctica. Hay, además, pasantías pagas de cuatro meses para completar la capacitación.
La carrera es muy completa a nivel técnico y en cuanto a formación de sus habilidades humanas. Esta es la quinta temporada que se dicta y ya hay inscriptos para 2020. Este año abrimos las puertas a las mujeres y tuvimos la fortuna de marcar un hito histórico porque de Verona se recibieron las primeras diez graduadas de la escuela de gomero profesional, un logro que genera felicidad y evolución porque demostraron que podemos obtener todo lo que nos propongamos. Fue un boom ya que los medios de todo el país querían escuchar los testimonios de las alumnas y descubrir que podíamos balancear, rotar, alinear y desarmar.

¿Qué aptitudes aprecias en una buena profesional de este rubro?
- La mujer que se dedique a esto debe sentir la importancia de lo que está haciendo. Debe ver con inteligencia y resolver al respecto. Aconsejar, guiar con claridad y profesionalidad que es lo más conveniente para el cliente, debe además saber escuchar, acompañar la decisión final del consumidor, brindar seguridad y recomendar lo mejor

VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SÓLO LÍDERES Nº 77

Agregar comentario

You must login to add a comment. If you do not have an account, you may register for one. Registration is free!